Las flores en otoño

El otoño está asociada a una estación triste, a una estación decadente que llega tras la luz y la luminosidad del verano, tras las vacaciones, el descanso y el relax. También está relacionada con la tristeza, los bajones anímicos y la depresión. En el ámbito de las flores no es una estación mala aunque se guarda la imagen de la ausencia de flores y caída de las hojas, también quizá porque se viene de la primavera y el verano en el que muchas especies lucen al máximo todos sus encantos.  El otoño es la estación ideal para comenzar la siembra de especies con un encanto especial como los tulipanes y las bulbosas en general  como  jacintos, ranúnculos o narcisos. También se puede disfrutar de muchas especies como el crisantemo, la violeta o los girasoles, especie que cuenta con más de 70 variedades .

Los crisantemos son una de las flores más polivalentes, con una clara función ornamental para jardín, macetas o como flor cortada. Es originaria de Asia -es la flor nacional de Japón, con presencia en el sello imperial- aunque actualmente hay bastantes variedades que ya se cultivan en Europa.

Los crisantemos son una de las flores preferidas y más utilizadas en el mercado mundial para regalar o enviar a domicilio por su variedad de formas, tamaños y colores que permiten realizar composiciones realmente bellas y variadas. Dependiendo del país los significados del crisantemos son variados y diferentes. En los países mediterráneos está asociado a la festividad de los Santos, en Estados Unidos esta flore se relaciona a la alegría y positividad, teniendo una especial importancia en Chicago,  donde es flor oficial. En México los crisantemos se regalan para mostrar amor y en China esta flor es el símbolo de la sabiduría.

Los crisantemos son una excelente opción para enviar flores a domicilio en ramos, bouquets, centros o jarrones con colores amarillos, ocres, rojizos o anaranjados.