¿Qué flores regalar en el Día de la Madre?

El Día de la Madre es el día perfecto para regalarle flores a nuestra madre. Un día que se erige como un verdadero hyomenaje a todas aquellas mujeres que hayan dado a o no a luz, han hecho el papel de madres en sus vidas. Dando lo mejor de ellas a sus hijos, realizando múltiples sacrificios por ellos y acompañándolos a cada paso de sus vidas. Sobre todo en los peores momentos ayudándoles a levantarse. En este día no hay nada como las flores para demostrarles nuestro cariño y agradecerles todo lo que han hecho por nosotros. Y, aunque un ramo de flores puede parecer poco para ello, lo cierto es que no hay ningún otro regalo que sea capaz de transmitir tantos sentimientos y emociones. Sus formas y colores cuentan con su propio lenguaje, sinedo capaces de expresar todo tipo de cosas sin necesidad de decir una sola palabra.

Además la gran variedad de flores que existen hace que siempre podamos encontrar una composición ideal para cada tipo de madre. De manera que contamos con múltiples opciones entre las que poder elegir en función de sus preferencias y de su personalidad.

Día de la Madre

En el Día de la Madre una de las opciones más populares son las rosas, especialmente las de color blanco o rosado. Las rosas desde siempre han simbolizado el amor y la maternidad, por lo que son perfectas para esta ocasión. Además, el blanco representa el amor puro e incondicional y el rosado el agradecimiento y la admiración. Sentimientos que van muy acordes con esta celebración y con el mensaje que queremos transmitir a nuestras madres.

No obstante, si las rosas te parecen demasiado tradicionales, siempre puedes decantarte por un ramo de tulipanes, que también son muy elegantes. Además, podemos encontrarlos en un amplio abanico de colores. La clave para crear una bonita composición es saber combinarlos.

Pero si tu madre es una mujer de caraácter sencillo que ama la naturalidad, nada mejor que un bonito ramo de claveles. Los claveles son una flor muy sencilla pero muy bonita y con las que se pueden crear preciosas composiciones. ideales para este día tan especial.

Si buscas algo más exótico y original, también puedes decantarte por un precioso ramo de girasoles, perfectos para aquellas madres más enérgicas, alegres y dinámicas, que siempre tienen una sonrisa en la cara a pesar de los problemas y dificultades que se van presentando en la vida diaria. Pero también las gerberas, que son como margaritas grades y que dan un toque juvenil y colorido a cualqueir composición. Puedes regarlas en un ramo de gerberas por sí solas o combinadas con otras flores.

¿Cómo presentar las flores?

Arreglos artísticos

Son los arreglos florales más clásicos y convencionales para regalar en el Día de la Madre. Podemos encontrarlos en distintos tamaños y pueden crearse composiciones muy bellas casi con cualquier tipo de flor.

Bouquets

Los bouquets son ramos de flores que se presentan en forma redondeada. Envueltas en muchas ocasiones por partes de plantas verdes con formas elegantes y con un papel colorida que hace contraste con las flores. Quedan muy elegantes, por lo que son perfectos para madres más sofisticadas. Especialmente bonitos cuando se hacen con rosas.

Jarrones de flores

Enn este tipo de arreglos florales el protagonista es el recipiente. Todo depende de la forma y el aspecto que quereamos darle a la composición. Podemos encontrarlos alargados, redondos, más altos, más bajos…

Cestas de flores

Las cetas de flores son perfectas para aquellas madres más naturales y amantes de la jardinería, ya que generalmente se combinan con plantas. Existen una gran variedad de opciones entre las que puedes elegir. Son un excelente regalo para aquellos que prefieren algo más duradero. Las flores son preciosas pero se marchitan a los pocos días. En cambio, las plantas pueden llegar a durar años y tu madre se acordará de ti y de lo mucho que la quieres cada vez que las mire y las cuide.

 

Elijas lo que lijas, puedes estar seguro de que tua  madre le encantará el detalle simplemente porque viene de ti y porque has pensado en ella en un día tan especial. Además, puedes acompañar tus flores o plantas con algún complemento que creas que puede gustarle, como una caja de bombones de chocolate si es muy golosa, un peluche si es muy tierna, o una botella de vino o cava para que podáis brindar cuando vayas a visitarla y comáis juntos para celebrar este día. Sea lo que sea, seguro que consigues emocionarla. En Pensando en Flores contamos con una gran variedad de plantas y arreglos florales perfectos para el Día de la Madre. ¿Por qué no echas un vistazo a nuestro catálogo? Seguro que encuentras el regalo ideal para ella.