¿Por qué enviamos una Flor de Pascua a domicilio en Navidad?

Con la llegada del mes de diciembre, todos empezamos a sentir en nuestro corazones el espíritu navideño. La Navidad representa la alegría, la paz, la amistad y los buenos deseos para el nuevo año. Una sensación de felicidad y de amor que queremos compartir con nuestros seres queridos, especialmente con aquellos que están lejos y a los que probablemente más echemos de menos en estas fechas. Por eso, es habitual que enviemos un regalo para demostrarles nuestro cariño y desearles lo mejor en esta época.

En este sentido, la Flor de Pascua es el regalo estrella de las navidades para los familiares y amigos que están lejos. Y es que además de ser una planta que se encuentra en completa sintonía con los colores y con la decoración navideña, es precioso y muy económico. Se trata de una flor originaria de México y ya los aztecas las usaban de diversas formas para teñir tejidos, elaborar cosméticos y crear medicinas para aliviar fiebres.

Podemos verla en tiendas, escaparates, en floristerías online, en casa, en el trabajo… Pero, ¿te has preguntado alguna vez de donde viene la costumbre de enviar una Flor de Pascua a domicilio en Navidad? Existen muchas historias y leyendas sobre por qué las Poinsettias se han convertido en el auténtico símbolo de la Navidad. Algunas más creíbles y otras más románticas y que resultan menos veraces, pero todas ellas tienen en común esta flor como regalo en la Navidad.

flor de pascua a domicilio

La Flor de Pascua en la Creación del Mundo

Se dice que cuando Dios creó el mundo les pidió a las plantas que dieran sus mejores flores y que cada una de ellas eligiera una estación para su nacimiento. Además les pidió que siempre dieran lo mejor de sí mismas a todos aquellos que las tocaran con sus manos: su belleza, su amor, su armonía y su sabiduría.

Sin embargo, había una de las plantas de la creación que se esforzaba por ser elegida por los humanos, pero nadie se paraba para admirarla, pues sus flores eran muy pequeñas y sus hojas demasiado grandes para apreciarlas. Al ver sus esfuerzos, Dios decidió regarla con su sangre y sus hojas se transformaron en el color rojo más bonito que existía, convirtiéndola en la flor más bella, que florecería además en la época más importante, en Navidad, para ser símbolo del amor y de la esencia divina del universo. Desde entonces, esta planta de pequeñas flores y grandes hojas rojas se convirtió en la Flor de Nochebuena.

Leyenda mexicana de la niña Pepita

Según cuenta esta historia mexicana, una pobre niña llamada Pepita no tenía nada para regalar al Niño Jesús la noche de Navidad. Por esta razón se encontraba muy triste. Su amigo Pedro le dijo que incluso el regalo más pequeño y más sencillo haría feliz al Niño Jesús, por lo que decidió coger un ramo de hierbajos que encontró por el camino y los unió en un pequeño ramo. Aunque le avergonzaba llevar este humilde presente, se arrodilló y dejó el ramito frente al Belén. Para su sorpresa, el ramo de hierbajos se convirtió en un ramo de hermosas flores rojas y aquellos que lo vieron quedaron convencidos de que se trataba de un verdadero milagro. Por eso, desde entonces las preciosas Poinsettias de flores rojas pasaron a ser conocidas como Flor de Pascua o Flor de Nochebuena.

En cierto sentido, el amigo de Pepita tenía razón. Y es que aunque muchas veces pensemos que una planta es un presente muy humilde, cualquier persona sabe apreciar este tipo de detalles. A todos nos gusta recibir flores a domicilio en Madrid, sobre todo en Navidad.

Los monjes franciscanos y la decoración navideña con Flores de Pascua

En México en el siglo XVI los monjes franciscanos ya decoraban las iglesias con flores el día de Navidad. Por eso, su auge y expansión en este país se debe en gran medida a la labor de esta orden religiosa. Una tradición que se popularizó entre 1521 y 1821, durante la época colonial. Gracias a ello, hoy es habitual ver los nacimientos decorados con Flores de Pascua durante estas fechas.

Joel Robert Poinsett, el embajador que se enamoró de la Flor de Pascua

Todas estas historias y leyendas resultan muy interesantes, pero lo cierto es que a quien realmente debemos el hecho de enviar una Flor de Pascua a domicilio en Navidad es a  Joel Roberts Poinsett (de ahí el nombre que hoy recibe esta flor). Poinsett era el embajador de Estados Unidos en México y ejerció el cargo entre 1825 y 1829 en este país. A su regreso al país norteamericano, el embajador se llevó condigo varios esquejes con los que daría a conocer esta flor que le había enamorado en su país de origen.

Tal fue el éxito que la Flor de Pascua terminó convirtiéndose en una tradición, en un verdadero símbolo de la Navidad. De hecho, en EstadoS Unidos, el 12 de diciembre de 1991 se proclamó el “Día de la Poinsettia”, como homenaje al embajador que falleció este mismo día en el año 1851. Pero no solamente se extendió por Estados Unidos, sino que hoy también en Europa es habitual enviar Poinsettias a domicilio en Navidad a nuestros seres queridos. De hecho, solamente en España en 2014 se vendieron 7 millones de ejemplares.

Si este año quieres felicitar la Navidad a tus familiares y amigos que están lejos o simplemente tener un detalle con ellos, nada mejor que regalar una Flor de Pascua. Un regalo muy propio de esta época del año que además de ser precioso, es barato. En Pensando en Flores realizamos envíos de flores a domicilio en Madrid y en cualquier ciudad de España. Por eso, ya no tienes excusa para no mandar un bonito regalo a tus seres queridos para demostrarles tu cariño a pesar de la distancia.