Flores por una buena causa

En épocas de estrecheces, de tiempos difíciles, de apreturas para casi todos no está de más tirar de las armas más potentes que existen, las más mortíferas, la imaginación y la creatividad. Está muy bien promover campañas, de solidaridad, buenas intenciones porque en la época que estamos viviendo, si de algo nos hemos dado cuenta, es que cualquiera de nosotros podría estar pasando la penurias que diariamente nos cuentan y vemos en gente cada vez más. Eso no lleva a ser capaces de ponernos en un lugar que antes veíamos muy lejos pero que actualmente casi podemos tocar. Esta situación es capaz de despertar la solidaridad de mucha gente que antes ni se paraba a pensarlo y ahora lo piensan, lo interiorizan y además colaboran. Bien.

Por eso la noticia del programa puesto en marcha por la Fundación Igualdad Ciudadana me parece una excelente idea. Por solidaridad, por compromiso, por ayudar en una buena causa, el apoyo a la infancia y a las personas con discapacidad. Para ello, con la implicación de varias instituciones públicas y privadas se venderán dos de los productos estrella de esta época en el sector de la flor, la flor de pascua y abetos de navideños.

Creo que, además del beneficio difícil de palpar de la solidaridad y el compromiso, esta campaña promoverá vender plantas y vender árboles por una buena causa, una buena noticia para los promotores y colaboradores del sector. Enhorabuena.