Flores de invierno para dar vida a tu hogar cuando llega el frío

El frío está empezando a llegar y esto significa que pasaremos mucho tiempo en casa. En primavera y verano llenamos los rincones de nuestro hogar con flores de temporada, pero en invierno también podemos hacerlo para disfrutar de un ambiente más agradable y tener más cerca elementos naturales que nos hagan sentir encerrados. Aunque, las imágenes del invierno que vengan a nuestra mente sean las de árboles y paisajes cubiertos de nieve, lo cierto es que en esta estación también hay plantas y flores muy alegres. Las flores se convierten, de esta forma, en las mejores aliadas para decorar una casa y llenarla de color en la época del año que más lo necesitamos. Olvídate de los jarrones vacíos y dale un toque de alegría y elegancia a tus espacios.

Por eso, hoy en Pensando en Flores te traemos algunas ideas de plantas y flores que pudes utilizar para adornar tu casa en inviernos y crear bellísimos centros de mesa o composiciones de flores para decorar cada rincón de tu hogar.

flores de invierno

Amaryllis roja y blanca

Podemos encontrar amaryllis en una amplia variedad de colores que van desde el rojo al blanco. los tonos preferidos para decorar los hogares suelen ser los rojizos, pero también hay otros que pueden ir muy bien, tanto por su belleza como por la intensidad de su color. Lo ideal es colocarla en un jarrón blanco de porcelana o cerámica, pero también podemos hacer que sea el propio escenario el que sea blanco. Aunque los tonos neutros en general también le van muy bien. Gracias a ello, conseguirás sar un toque de color muy atractivo a tu casa.

En el caso de que prefieras las amaryllis en color blanco, te recomendamos que las complementes con algunas ramitas verdes de acebo o de rosa mosqueta y las coloques en un jarrón blanco. de esta forma, podrás dar pequeñas pinceladas de color y crear un conjunto realmente armónico.

Flor de Pascua

Como es lógico, la Flor de Pascua no podía faltar en esta lista. Con su intenso color rojo y sus bellas formas, consigue dar alegría a cualquier rincón de la casa. Habiéndose convertido en la auténtica protagonista de la decoración navideña. Eso sí, recuerda que no debe recibir luz intensa del sol. Debe protegerse durante 12 horas de ella, desde octubre hasta la Navidad. Además, tampoco tolera bien las corrientes de aire ni los cambios bruscos de temperatura.

Camelias

Las camelias son preciosas, capaces de alegrar cualquier rincón con sus colores y sinuosas formas. Dentro de la familia de las camelias podemos encontrar algunas que se mantienen en perfectas condiciones incluso a temperaturas muy bajas y obsequiarnos con una inesperada nota de color entre la nieve. Si se le prodigan los cuidados adecuados, puede llegar a vivir 100 años. Aunque resulta bastante complicado, puesto que tendrían que heredarla nuestros hijos.

Campanillas de invierno

Si eres de las que les gusta el color blanco, un ramo de campanillas de invierno es una gran elección para decorar tu casa con flores de invierno. El blanco transmite serenidad y tranquilidad, por lo que es perfecta para crear un ambiente agradable. Las campanillas pueden crecer incluso en los climas fríos más extremos, por lo que no tendrás que temer a las heladas. A estas flores les van muy bien los estilos rústicos, por lo que puedes colocarlas en un cubo de metal o en una cesta de mimbre. No obstante, si prefieres algo más sofisticado, puedes optar por un jarrón de cristal.

Violeta de los Alpes

Para los balcones y ventanas, nada mejor que la violeta de los Alpes. Una excelente opción tanto para decorar nuestros exteriores como nuestros interiores. A pesar de su pequeño, tamaño estas flores son capaces de llenarlo todo con sus colores e impregnar el ambiente de alegría y vitalidad. Para colocarlas, un jarrón o una maceta de apariencia sencilla dará lugar a un conjunto decorativo muy armónico.

Ciclamen

El ciclamen en una flor muy llamativa. Es originaria de las montañas de Europa y del Mediterráneo oriental. Aunque puede parecer muy frágil, lo cierto es que pueden llegar a resistir temperaturas de hasta -9º C, quedando incluso cubiertas por una fina capa de nieve. Empiezan sus floración en otoño y mantienen su bello color rosado hasta mediados del invierno.

Pensamientos

Los pensamientos son una de las plantas más conocidas, gracias a la gran variedad de colores en los que posemos encontrarlos y a  las manchitas blancas tan características que decoran la base de sus pétalos. Suele florecer desde el otoño hasta la primavera y, en verano, adquiere un aspecto más decaído y mustio, por lo que es mejor cortarla desde la parte más baja del tallo para que vuelva a florecer con fuerza en la próxima temporada.

Membrillero de flor

Se trata de una variedad procedente de Asia. Aunque sus flores son muy pequeñas, tienen la capacidad de llenarlo todo de color. Su punto álgido de floración se produce a finales del invierno. Una de las principales ventajas es que no es necesario tenerlas en nuestro jardín para que lo hagan, sino que podemos cortar algunas ramas justo antes de que florezcan y ver cómo lo van haciendo en el interior de nuestro hogar. Con lo cual disfrutaremos de un arreglo floral vivo que se despliega y florece según van pasando los días.