Cómo hacer un ramo de flores frescas para San Valentín

Regalar flores para San Valentín es una costumbre muy arraigada en nuestro país. la mejor forma de demostrar a nuestra pareja en este día cuanto la queremos y seguir manteniendo viva la llama del amor a través de estos pequeños detalles. Puedes acudir tú mismo a la floristería a comprarlas o hacer tu pedido en Pensando en Flores sin tener que moverte de casa, pero también puedes hacer que este detalle sea mucho más original encargando las flores y confeccionando el ramo tú mismo. Y es que, aunque puedes encontrar muchos ramos variados en los catálogos de las floristerías online, lo cierto es que no siempre encajan con los gustos de tu pareja ni con el mensaje que quieres transmitirle.

Los ramos de flores más habituales para este día son las rosas rojas, ya que no hay ninguna flor como ellas que transmita mejor los sentimientos que sienten los enamorados. Sin embargo, si quieres ser más original y salirte de lo convencional este año, nada mejor que comprar las flores en los colores que más gusten a tu pareja y sorprenderla.

ramo de flores

Afortunadamente no resulta nada complicado comprar lirios, gerberas, margaritas, rosas o tulipanes en diferentes colores para crear un ramo en el que cada detalle esté pensado. no solamente las flores y los colores, sino también la cantidad. Y es que puedes incluir el número de flores que simbolice algo especial para vosotros, como la fecha de vuestro aniversario, los años que lleváis juntos o algún número que os guste por algo en concreto. Así pues, si estás pensando en confeccionar el ramo de flores que vas a regalar a tu pareja en San Valentín, hoy te traemos algunas ideas que segura que te ayudan a inspirarte.

Pasos para preparar un ramo de flores para San Valentín

Los primero que debes hacer es elegir las flores. Puedes elegir flores variadas de colores distintos, pero recuerda que las rosas son siempre las protagonistas de estas fechas. A la hora de colocarlas, siempre queda bien poner además alguna hoja o ramita, de manera que quede todavía más natural. Si eliges rosas, es importante que antes de montar el ramo cortes las espinas y las hojas que no estén bien, así como aquellos pétalos que sobren o que estén más feos. También es importante que recortes los tallos más largos. Es más, lo ideal es que los cortes todos al mismo nivel.

Si quieres que el ramo sea variado y no quede demasiado simétrico, elige unas cuantas flores más grandes o más altas para que sobresalgan por encima del resto o que queden delante en el ramo, con mayor protagonismo. Pero no solamente debes cuidar la parte de delante del ramo. Debes colocarlas todas bien para que el conjunto quede bonito. Una vez que todas estén unidas y dispuestas, coge una cinta y dale varias vueltas y después pon un poco de cinta adhesiva. Después, solamente te queda envolver el ramo. Si quieres, puedes añadir algún otro detalle que le dé un toque de romanticismo al diseño. Pueden ser unos pájaros, unas mariposas o unos corazones.

Ideas de ramos para San Valentín

Ramo de rosas

Las rosas rojas son las flores más tradicionales, pero siempre puedes elegirlas en otro color.  Los diferentes colores de las rosas tienen significados distintos, por lo que podemos combinarlos en función del mensaje que queramos transmitirle a esa persona especial. Puedes elegir, por ejemplo, una combinación de rosas rojas con rosas rosadas. O incluso una combinación más alegre con rosas de diferentes colores.

Ramo de rosas y tulipanes

Las rosas de color blanco quedan muy bien con los tulipanes en color rosado. Ideal para aquellos que quieren huir de la tradicional combinación de rojo y verde. Son tonos muy delicados, por lo que es una de las mejores alternativas para este día, especialmente para regalar a aquellas mujeres tiernas y de carácter dulce.

Ramo de gerberas y rosas

Si quieres que las rosas rojas formen parte del ramo, pero no quieres caer en lo típico, siempre puedes optar por una combinación más alegre, con gerberas naranjas, por ejemplo. Una combinación que resulta muy adecuada para aquellas mujeres a las que les gustan las flores silvestres y sus colores. La mayor ventaja a la hora de confeccionarlos es que es muy sencillo y no te llevará mucho tiempo.

Ramo de flores silvestres

Si no tienes mucho presupuesto, siempre puedes recurrir a las flores de campo para crear un ramo diferente, personalizado y lleno de color. Con formas alejadas de lo tradicional. Aunque no lo parezca, si seleccionas bien las flores, puedes crear ramos impresionantes y mucho más originales. la clave está en apostar por el color, la creatividad y la belleza natural.

Ramos con paniculata

La paniculata es un complemento ideal para cualquier ramo de flores. Y no solamente para San Valentín, sino para cualquier ocasión.  Se trata de una planta decorativa de color blanco que puede conseguirse fácilmente y que podemos utilizar si vemos que a nuestro ramo el falta algo o si no has podido comprar todas las flores que querías. De esta forma, podrás rellenar el ramo y potenciar su belleza.

No obstante, si no tienes tiempo para confeccionar tu propio ramo o tu presupuesto es muy ajustado, no te preocupes. En Pensando en Flores encontrarás una gran variedad de ramos ideales para esta ocasión que seguro que encajan perfectamente con los gustos de tu pareja y con lo que quieres decirle. Nosotros se lo haremos llegar en el mismo día.