8 Escenas con flores que todos recordamos

Puede que nunca te hayas dado cuenta, pero hay muchas películas en las que encontramos escenas que están marcadas por la presencia de las flores. En algunas ocasiones sirve para que los protagonistas recuperen su amor perdido y vuelvan a estar juntos.  En otras decorando lugares que son importantes dentro de la película. Pero no sólo aparecen como elemento decorativo o como regalo, sino que también juegan otras funciones. Algunas veces cargadas de simbolismo que se muestra a lo largo de la historia o que el director ha querido plasmar en la película, pasando muchas veces desapercibidos para los espectadores.

Pero al final hacen que determinadas escenas sean recordadas a través de ellas o que marquen por completo la película, acompañando a los protagonistas a lo largo de todo el argumento. Es más, sin estas flores, muchas veces las películas no habrían sido lo mismo. Hoy en Pensando en Flores, te traemos una lista de esas escenas que todos recordamos y que pertenecen a verdaderos clásicos del cine.

escenas con flores

1. Tulipanes en Bajo la misma Estrella

Aunque se trata de una película reciente, lo cierto es su taquilla ha sido muy buena y muchas personas de todo el mundo han acudido al cine para verla, emocionándose con la historia de sus protagonistas. En esta película, los tulipanes se convierten en un importante nexo de unión entre historias paralelas, simbolizando las historias no acabadas. Una historia de amor que, no exenta de tópicos románticos, todos deberíamos ver por el trasfondo de su argumento.

2. Rosas en American Beauty

¿Quién no recuerda la mítica escena en la que Kevin Spacey fantasea con la desnudez de la amiga de su hija mientras sobre ella cae una lluvia de pétalos de rosa? Sin duda, una de las escenas más sensuales del cine de los 90. Pero además hay distintas escenas parecidas en las que las rosas rojas tienen un protagonismo especial. De hecho, son los pétalos los que ayudan al espectador a diferenciar que lo que está ocurriendo es una fantasía y que no forma parte de la realidad.

3. Orquídeas blancas en 40 días y 40 noches

40 días y 40 noches es una de esas comedias que dejan al espectador con un buen sabor de boca al terminar. Aunque las flores no son las protagonistas, ni un símbolo, ni un elemento de unión entre los personajes, lo cierto es que en ella encontramos una de las escenas más hermosas de toda la historia del cine. Las orquídeas blancas aparecen como elemento decorativo en uno de los momentos más románticos de la película.

4. La rosa encantada de La Bella y La Bestia

Aunque de niños muchos no fuimos conscientes de ello, lo cierto es que la rosa roja que aparece en una urna en La Bella y la Bestia es la clave de toda la película. Una rosa encantada que permanecería fresca hasta que el arrogante príncipe transformado en bestia aprendiera a amar. La emoción se mantiene hasta el último momento, cuando está a punto de morir y Bella le declara su amor a pesar de su horrible apariencia.

5. Narcisos en Big Fish

¿Qué sentirías si un hombre te declarara su amor llenando un campo de flores solamente para ti? Es precisamente lo que hace Ewan McGregor para pedirle matrimonio a la mujer que ama. Cuando ella abre su ventana por la mañana se encuentra con un campo lleno de narcisos que parece no acabar nunca. En la actualidad, sería muy fácil conseguirlo con efectos especiales, pero Tim Burton decidió que su equipo los trasplantara uno a uno  durante un fin de semana completo.

6. Rosas en Alicia en el País de las Maravillas

Seguro que cuando eras niño viste Alicia en el País de las Maravillas. Una de las películas más locas de la historia de la productora que está basada en una novela. Todos recordamos aquella escena en la que Alicia se encuentra con las flores que hablan. Pero si hay una escena más famosa todavía, es la que tiene lugar en el jardín de la Reina de Corazones. Sus trabajadores, que habían plantado rosas blancas por error, las estaban pintando de color rojo. Si la reina descubría que eran blancas, les cortaría la cabeza, pues quería que todas fueran rojas. Alicia les ayuda y finalmente es descubierta, por lo que la reina quiere cortarle la cabeza.

7. Memorias de una Geisha

Los cerezos son uno de los principales símbolos de la cultura japonesa. En Memorias de una Geisha aparecen en diferentes escenas de la película, pero hay una que todos recordamos especialmente. Es aquella en la que Sayuri y el presidente están paseando por el campo y las flores de los cerezos van cayendo sobre ellos como si fuera lluvia. Una de las escenas más bellas de toda la historia del cine.

8. Jumanji

A todos nos impactó ver la selva que crecía en la casa de los protagonistas de Jumanji mientras jugaban al juego maldito. La pequeña Kirsten Dunst es atacada por unas plantas carnívoras que, a pesar de ser bellas, resultan muy peligrosas. Finalmente consigue curarse cuando terminan el juego. Afortunadamente este tipo de flores no existen o, al menos, nosotros no las tenemos en Pensando en Flores.