7 Formas distintas de regalar rosas en San Valentín

Aunque todavía quedan algunas semanas para San Valentín, es posible que ya estés pensando en las flores que vas a regalar a tu pareja en esta fecha tan especial. En Pensando en Flores comenzamos ya los preparativos para tenerlo todo a punto este día y que ninguna mujer se quede sin recibir el tan esperado ramo de rosas rojas. Las rosas rojas son el regalo protagonista del 14 de febrero, ya que no hay ninguna otra flor que represente mejor el sentimiento de amor apasionado. Un simbolismo que viene desde tiempos inmemoriales y que se encuentra muy arraigado en la sociedad actual.

Aunque muchos optan en este día por el tradicional ramo de rosas rojas, lo cierto es que no siempre tenemos que decantarnos por lo clásico. Existen muchas formas distintas de enviar rosas rojas a domicilio y hacer que nuestro regalo sea más especial. Y es que es en estos pequeños detalles donde conseguimos demostrar a nuestra pareja cuánto la queremos. Y para que puedas inspirarte y la decisión te resulte más sencilla, hoy te traemos algunas ideas sobre cómo puedes regalar tus rosas rojas para que tu pareja se sienta realmente única.

rosas para San Valentín

3 rosas rojas

Regalar 3 rosas rojas es una magnífica elección. Y es que el tres es el número matemático perfecto, ya que simboliza el todo. Y no hay nada más perfecto en San Valentín que el amor que sentimos por nuestra pareja. En Pensando en Flores nos esmeramos en seleccionar cuidadosamente todas nuestras rosas para conseguir que sea una pieza cuidada y que tu pareja se emocione solamente con verla. Un regalo sencillo pero con mucho sentimiento y con un toque mucho más moderno, por lo que es ideal para aquellas mujeres más modernas. Pero si buscas algo más especial y tierno, siempre puedes complementarlo con otro detalle como bombones, una botella de champagne o un peluche.

Clásico ramo de 12 rosas

Este es el regalo ideal para los más clásicos, para aquellos a los que les gusta seguir las tradiciones. Si tu forma de celebrar San Valentín es clásica y quieres tener un detalle especial con tu pareja en este día, nada mejor que nuestro ramo de 12 rosas de tallo largo complementadas con diversoso verdes ornamentales o paniculata. Un obsequio elegante y sofisticado que le demostrará a tu pareja cuanto la quieres. Aunque puedes elegir entre muchos colores distintos, nosotros te recomendamos que optes por el rojo, ya que es el color más tradicional en esta fecha.

Cesta de rosas

Si estás buscando una alternativa al clásico ramo de rosas rojas, siempre puedes elegir una composición de rosas y lirios en cesta con un toque mucho más natural. Sin duda, una de las mejores formas de huir de lo manido en San Valentín pero seguir apostando por la rosa, que es la reina de todas las flores. Ese toque natural y rústico que le confiere la cesta la convierte en una pieza realmente espectacular e ideal para decorar cualquier rincón de la casa. Perfecto para aquellas mujeres que huyan de la ostentación y sean sencillas y naturales.

Rosas eternas

Las rosas eternas o liofilizadas son una excelente elección. Se trata de rosas que han sido preservadas para mantenerse en perfectas condiciones durante años. Ideales para los más innovadores y para mujeres a las que les gustan los regalos clásicos. Pueden encontrarse en muchos colores. Si la prefieres más tradicional, el rojo es la mejor elección, pero también las hay en otros menos convencionales como, por ejemplo, el azul. La mejor forma de decirle a tu pareja que vuestro amor es para siempre en un día tan especial como San Valentín.

Corazón de rosas

¿Hay algo más romántico que regalar un corazón de rosas rojas el 14 de febero? El corazón y las rosas rojas son los símbolos por excelencia del amor. Por eso, si amas a tu pareja con locura y quieres demostrárselo, nada mejor que enviarle un precioso corazón de rosas. En nuestra web lo encontrarás tanto solo como acompañado de botella de champagane y bombones. Este último es un regalo ideal para aquellos que quieren obsequiar a sus parejas con algo más que flores, ofreciéndoles el sentido festivo que tiene el champagne y la dulzura de los bombones.

Rosas con peluche

Los peluches son la mejor forma de transmitir la ternura. Por eso, jugar la carta del peluche es siempre una buena opción en esta fecha, sobre todo si viene acompañado de un precioso ramo de rosas rojas. Los ositos de peluche son entrañables y siempre nos evocan a la felicidad de la infancia. Puedes elegir un osito normal o uno que lleve un corazón en el que dé un mensaje de “te quiero”. Si tu pareja tiene todavía esa inocencia de la niñez y es muy dulce, nada mejor que acompañar tus rosas rojas con un precioso osito de peluche.