10 Consejos para decorar tu casa con flores

Las flores tienen una asombrosa capacidad para llenar cualqueir estancia de energía positiva, vitalidad y optimismo. Y no solamente porque hacen que cualquier rincón parezca más bonito y elegante, sino también porque nos proporcionan una incomparable sensación de bienestar. ¿Hay algo mejor que llegar a casa cansado después de un agotador día de trabajo y contemplar un bonito jarrón de flores en el recibidor o en centro de mesa que tienes puesto en la mesa del salón? Pero además, aquellos que tienen la suerte de tener, aunque sea, un pequeño balcón, pueden tener su rincón especial destinado al relax donde disfrutar contemplando la puesta de sol o tomando una copa con sus amigos, rodeados de elementos naturales.

La mayor parte de las personas que quieren disfrutar de flores en su hogar las suelen colocar en forma de ramo en el salón, pero lo cierto es que podemos colocarlas en cualquier estancia y de mil formas distintas, ya que las flores son elementos decorativos muy versátiles. Eso sí, es muy importante que mantengan la armonía para que el resultado sea realmente bonito. Para que te resulte más sencillo, en Pensando en Flores te traemos algunos consejos para que lo consigas y disfrutes de arreglos florales realmente originales y únicos.

decorar con flores

1. La regla del tres

Lo más recomendable es dar pequeñas pinceladas de verde en el salón en lugar de saturar la vista con multitud de plantas. En concreto tres: uno en la mesa auxiliar, otro en el aparador y otro en la mesa de centro. De esta forma, conseguirás que estos tres lugares se conviertan en el foco de atención de la estancia y proporcionarás una gran sensación de ferscura a todo el espacio.

2. A juego con la decoración

Recuerda que a la hora de decorar con flores, es muy importante tener en cuenta el tono de las paredes, las lámparas, el mobiliario, etc.  Por ejemplo, si las paredes de la estancia están pintadas en un color muy intenso, intenta incluir flores de la misma gama de color para no saturar la vista. Si, por el contrario, son de tonos pastel o neutros, añade plantas con flores de colores más fuertes para hacer contraste.

3. Flores silvestres

Durante la primavera, la naturaleza nos obsequia con preciosas flores que quedan muy bien en decorativos centros de mesa. Saca a relucir tu vena más creativa y utiliza cualquier recipiente que se te ocurra: soperas, botellas, cajas, regaderas, escurridores, etc Incluso puedes mezclar recipientes de distintos tamaños, formas y materiales para crear lugares únicos y originales. Todas las combinaciones son válidas, solamente tienes que encontrar aquella que te resulte más bonita yq ue más te transmita.

4. Flores con encanto rústico

Los cestos elaborados con fibras naturales, como el mimbre o el ratán, y las cajas de madera son perfectas para crear encantadores centros de flores. Para mantener hidratadas las flores, solamente tienes que colocar una espnonja húmeda en la base. De esta forma, conseguirás que se mantengan perfectas por mucho más tiempo.

5. Flores con cúpula de cristal

Las urnas, los fanales y las cúpules de cristal que se han utilizado siempre para guardar objetos de valor y figuras delicadas, son tendencia en la actualidad para colocar arreglos florales con ramas, velas, piedras… Gracias a ellas, podemos crear un lugares con un toque muy romántico y embellecer tanto estancias de interior como exteriores.

6. Apuesta por el minimalismo

Si lo que quieres es dar protagonismo a unas flores en concreto, crea composiciones sencillas y minimalistas. Si colocas una única flor en un jarrón, lograrás un efecto muy atractivo. Puedes colocarlas en jarrones de cristal transparente, para que el brillo del agua potencie la sensación de frescor. Recuerda que las flores ya destacan por su belleza y por sus colores, por lo que a la hora de utilizarlas en al decoración menos es más. No obstante, también peudes realizar combinaciones muy interesantes, como poner un jarrón lleno de flores y junto a él dos pequeños floreros con un único tallo. De este modo, llenarás la estancia de naturaleza, pero sin pecar de exceso. Eso sí, si te decantas por esta opción, no olvides que el conjunto debe ser cromáticamente compatible.

7. Con o sin flores

No hace falta que llenes todos los jarrones de tu casa con florres. También puedes decantarte por pequeñas hojas y ramitas, ya sean naturales o artificiales, ya que estás decorarán por sí mismas. Eso sí, elige siempre variedades grandes de color verde intenso para que el impacto visual sea mayor.

8. En la cocina

La cocina es una de las estancias de la casa en la que más tiempo pasamos, pero muchas veces no le prestamos la atención debida en lo que a decoración se refiere. Las plantas son eprfectas para darle un poco de alegría. Eso sí, evita aquellas variedades maás delicadas, ya que el calor puede estropearlas con facilidad. Las plantas aromáticas son una excelente elección, ya que pueden usarse para decorar, pero también para preparar deliciosas recetas.